Requesón penial.

Esta secreción con apariencia de crema o quesillo blanco de olor intenso que se acumula entre el prepucio y el glande atrae a aquellos hombres que buscan otros hombres no circuncidados con el deseo de encontrar esa pija escasamente higienizado y poder satisfacerse con una mirada, aspirando su olor o lamerla con intensidad.

El  esmegma no crea problemas de salud en si mismo, pero facilita la aparición de distintas irritaciones, e inflamaciones en el glande.