Lluvias Doradas.

meada01

Es una de las prácticas de intercambio de secreciones y excreciones  de los cuerpos que incrementa las sensaciones de cercanía e intimidad con los otros.

La orina caliente chorreando en las pieles y o mojando las ropas producen una sensación de muchísimo placer que a veces se intenta acentuar con un frotamiento mutuo. Algunos prefieren beberla, otros brindarla o recibirla en determinadas partes del cuerpo (pecho, culo, bolas)

Las lluvias doradas son juegos sexuales con la orina de uno, dos o más hombres, que la realizan en forma simultánea o sucesiva. Algunos otros se sienten suficientemente excitados viendo mearse a otros hombres.

Todos sabemos lo bien que nos sentimos con una agradable y larga meada. Y cuando la recibimos de otros hombres sobre nuestros cuerpos, registramos el erótico placer de una corriente de agua tibia. Mear o ser meado puede representar también un juego de poder, humillación, sumisión, violación y dominación.

El meo en la ropa, el olor y la marca en los calzoncillos suelen ser vividos como sentimientos de degradación pero  también puede simbolizar unión e intimidad entre hombres.

Estamos condicionados para ver y sentir las meadas como algo desagradable que debe ocultarse, vinculado a la culpa y la vergüenza de falta de control de los esfínteres y de orinarnos de noche en la cama.

El aceptar este juego sexual entre hombres trae consigo una sensación de libertad y de liberación de esas limitaciones infantiles. Estamos rompiendo con el bloqueo que nos prohibía hacerlo y que realmente deseábamos.

A veces los meos suelen son reemplazados por juegos de agua los cuáles no son más que meos simulados, socialmente permitidos.

Los baños, los urinarios (a veces sucios o desordenados), la ropa tirada en el piso son complementos que agregan más elementos para un gran goce.

Si miramos con detención y pasión las siguientes fotografías y los dibujos muy logrados, realizados por artistas dedicados al arte erótico gay, veremos cuántas alternativas de placer podemos encontrar e imitar.